Saltar a Contenidos

24 de Marzo Da de la Memoria por la Verdad y la Justicia

Libros que acerca la maestra

Los libros infantiles que acerca la maestra en el afiche: La torre de cubos, Un elefante ocupa mucho espacio y El principito fueron censurados durante la última dictadura militar. Ofrecemos aquí algunas propuestas para trabajar en el aula en torno a qué ocurrió con la censura cultural durante el terrorismo estatal.

Consignas de trabajo

• Puede leerse con los alumnos fragmentos del texto «Censura» y después de comentarlo en clase pueden trabajarse algunas preguntas de comprensión en forma grupal o individual:

Después de leer los fragmentos contesten las siguientes preguntas:

¿De qué se trataban las famosas “listas negras”?

¿Cómo reaccionaron las personas que fueron alcanzadas por la censura?

¿Por qué pensás que la cultura y la educación eran consideradas como un campo de batalla por los militares?

• Si no se ha trabajado anteriormente la lectura de cuentos prohibidos será interesante leer con ellos alguno de los propuestos (1) para luego encarar con mayor profundidad la censura cultural. Para ampliar la discusión y profundizar sobre este eje, luego de la lectura del cuento se les puede presentar este texto que transcribe un fragmento del decreto que prohibió alguno de los libros que aparecen en el afiche:

(1)  La torre de Cubos, de Laura Devetach, Un elefante ocupa mucho espacio de Elsa Bornemann, El Principito de Antoine de Saint-Exupery, entre otros.

“El 13 de octubre de 1977, los quince cuentos que integran Un elefante ocupa mucho espacio fueron prohibidos por el Decreto Nº 3155 del Poder Ejecutivo Nacional a cargo de la Junta Militar por considerarlos injuriosos. El decreto decía textualmente: ´se trata de cuentos destinados al público infantil con la finalidad de adoctrinamiento que resulta preparatoria para la tarea de captación ideológica de accionar subversivo´ y que de su análisis surge una posición que agravia a la moral, a la familia, al ser humano y a la sociedad que éste compone”.

•Una de las actividades posibles es analizar palabra por palabra este fragmento del decreto intentando desentrañar junto a los alumnos a qué se refieren cada uno de estos términos según la visión de los censores: adoctrinamiento, tarea de captación ideológica, accionar subversivo. Estas palabras requieren del docente una aclaración desde el significado y uso en este contexto, así como de la discusión acerca de qué sería agraviar la moral, la familia, el ser humano y la sociedad que éste compone según la visión del mundo que querían imponer los militares.

•La consigna después de la discusión y el debate sobre los cuentos leídos y el análisis del decreto puede girar en torno a la construcción de un pequeño texto que de cuenta de lo conversado:

Escribí un breve texto donde aparezca relejado el debate en clase sobre la censura cultural. En el mismo deben aparecer: los aspectos que los censores podrían considerar “peligrosos” del o de los cuentos leídos, la visión del mundo que querían imponer al censurar esos aspectos y una opinión personal sobre la efectividad o no, de decidir lo que está permitido o no leer.

•Se les puede proponer a los alumnos que busquen canciones que en los años de la dictadura utilizaron metáforas para referirse a cuestiones que, por la censura imperante, no podían ser aludidas de modo directo en las letras. Como por ejemplo Canción de Alicia en el país, de Serú Girán. También se les puede proponer que rastreen si existieron cantantes de música popular en sus localidades que hayan sido censurados durante la última dictadura.